PAN DE ESPELTA, BENEFICIOS, PROPIEDADES Y COMPOSICIÓN.

Definición:  La espelta  ( triticum spelta) es una variedad de trigo muy antigua que se consume desde hace 7.000 años en Mesopotamia, aunque disminuyó su consumo en el S. XIX.  Ahora se ha redescubrimiento y se ha vuelto a utilizar en los hogares.

Propiedades: tiene un  aporte nutritivo mayor al del trigo y un gran aporte protéico, además de gran contenido en fibra.

Es más fácil de digerir, ya que no se ha modificado/ manipulado para satisfacer los gustos y modas de los paladares de cada época.

Tienen menos concentración de gluten, pero sigue teniendo cantidades reseñables. Por su composición hace que tenga un bajo índice glucémico y alto nivel de fibra.

Su composición hace que sus hidratos de carbono sean más complejos, provoca que sea un cereal de absorción lenta y progresiva para el organismo, aportando energía durante más tiempo.

Composición por cada 100gr.

Calorías 126 kcal.  Carbohidratos 26,3 gr.

Fibra 3,9 gr. Grasas 8,76 gr.

Proteína 5,46gr. Manganeso 54,63 % CDR

Vitamina B³ 12,8 % CDR. Magnesio 12,3 %CDR.

Zinc 11,3 % CDR Hierro 9,2 % CDR

Beneficios: está indicado el consumo del cereal entero, no refinado ni separado, siendo una fuente importante de carbohidratos, proteína, fibra y nutrientes esenciales.

Se ha observado en personas que consumen a diario espelta en todas sus variedades, tienen menos riesgo de sufrir accidentes cerebro vasculares, enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2 , algunos tipos de cáncer y sobretodo una mejor salud digestiva.

Contraindicaciones: como hemos indicado anteriormente la espelta está compuesta por menos cantidad de gluten pero aún así para los celíacos y Alós enfermos del aparato digestivo irritable no se les aconseja.

Muestras de nuestros panes de espelta.

Pan de espelta de Pastelería Torrente.
Pan de espelta de Pastelería Torrente.
Pan de espelta de Pastelería Torrente.

TORRIJAS DE SEMANA SANTA

La torrija es un dulce típico de las celebraciones generalmente de Cuaresma y Semana Santa en España. Consiste en una rebanada de pan (habitualmente de varios días) que es empapada en leche o vino con miel y especias, y, tras ser rebozada en huevo, se fríe en una sartén con aceite. Se aromatiza, a gusto, con diversos ingredientes: canela o algún licor, y se endulza con miel, almíbar o azúcar. Es un alimento de origen humilde que satura pronto al comensal y su uso es costumbre en Cuaresma, época en que los católicos dejan de comer carne.

La torrija aparece ya documentada en el siglo XV, citada por Juan del Encina: «miel y muchos huevos para hacer torrejas», al parecer como plato indicado para la recuperación de parturientas. Las primeras recetas se remontan al Libro de Cozina de Domingo Hernández de Maceras (1607) y Arte de cozina, pastelería, vizcochería y conservería de Francisco Martínez Motiño (1611). La torrija era a comienzos de siglo XX muy habitual en las tabernas de Madrid y se servía con vasos de vino (chatos).3

Su asociación a la cuaresma se debe tal vez a la necesidad de aprovechamiento del pan sobrante, que, durante el tiempo en que no se podía comer carne, era por ello menos consumido, aunque las familias elaboraban la misma cantidad.

Preparación
Se utiliza pan en rebanadas. Las rebanadas deben ser de un grosor no superior a 2 cm. Se prefiere pan casero o de campo de un día o dos antes de preparar las torrijas ya que absorbe mejor la leche. Se cuece leche (medio litro, para una barra de pan de 250 g) con azúcar (125 g), una rama de canela, y una corteza de limón. Se vierte la leche caliente sobre las rebanadas de pan hasta que se remojen suficientemente. Posteriormente se rebozan las rebanadas en huevo batido y después se van friendo en aceite (de preferencia de oliva) en una sartén muy caliente. Se van friendo las rebanadas hasta que se doran por ambos lados. Aparte, se tiene preparado un jarabe caliente hecho con medio litro de agua, 125 g de azúcar, una cucharada de miel y una cucharada de vino blanco dulce (tipo moscatel, Málaga, algunos utilizan en su lugar algún licor tipo anís, etcétera). Este jarabe se prepara cociendo esos ingredientes previamente. A medida que se sacan de la sartén se pasan al recipiente con el jarabe y después se pasan a otra bandeja. Si se quiere, se puede terminar espolvoreando azúcar glas y canela o miel por encima.

PEDIDOS A CUALQUIER PUNTO DE ESPAÑA

Desde Pastelería Torrente nos complace anunciar que vamos a iniciar el envío de nuestros productos que no necesiten refrigeración a cualquier parte del territorio Peninsular. Si estás interesado solo tienes que llamar a nuestro obrador y tomaremos nota de tu pedido, informándote de todos los productos que pueden ser enviados y los costes totales.

teléfono 96 685 14 02